Sustratos de primera calidad para la horticultura profesional

Producción y control de calidad

La producción de sustratos en Pindstrup 

Cosechamos la turba con dos métodos diferentes: En bloques y aspirada (también llamado turba molida).

 

Turba en bloques

Los bloques se cortan con una máquina especializada y se dejan en la turbera para el invierno. La dinámica del hielo y deshielo del bloque contribuye a abrir la masa de turba densamente comprimida. Durante el verano siguiente se recogen los bloques y se apilan para el almacenaje.

 

Los acopios de bloques se cubren para mantenerlos secos durante el inverno. Luego se transportan a la fábrica para su procesamiento. 

 

La turba en bloques se utiliza en sustratos de alta calidad para propagación y cultivo de plantas en maceta.

 

Turba aspirada

 La turba aspirada es un método que consiste en pasar un rotavator por una capa de 2-3 cm de la turbera, y después de dejarse secar se recoge con un aspirador de turba.

 

Este método da como resultado una mayor proporción de partículas finas que con el método de turba en bloques.

 

En la fábrica

Las materias primas se transportan en camión de la turbera a la zona de almacenaje de la fábrica.

 

Desde esta zona se puede llevar la turba a la nave de cribado, donde se pica y se criba en muchos diferentes cribados.


 

 



Cribado - cribas y picadoras

Después del molido se pasa la turba sobre unas cribas de ruedas en forma de estrella.

 

La turba más gruesa se pica en partículas más pequeñas.

 

Los cribados estándar son: 0-6, 0-10, 0-20, 0-35, 5-20, 5-40, 7-12, 10-30, 20-40 y 40+ mm.


Mezclado

Se lleva la clase de turba especificada en la receta a la siguiente nave con cintas transportadoras. Aquí se añaden automáticamente otros aditivos como por ejemplo carbonató cálcico, fertilizantes con dosificadores controlados por ordenador.

 

El sistema de mezclado de Pindstrup es único en la industria ya que la unidad de mezcla es 1 metro cúbico. Esto asegura un mezclado exhaustivo y eficaz que produce mezclas homogéneas a la vez  conserva una buena estructura en la materia prima. 

 

Envasado

La turba y los sustratos se suministran a granel o envasado.

 

En la nave de envasado los productos se pueden envasar en big bags, en balas comprimidas de 300 litros o sacos de 80 litros sin comprimir.

 

Todas las balas se pesan y se marcan con un número de receta y con un código de producción.

 

 


Control de calidad

En Pindstrup tenemos una larga tradición de una constante mejora de calidad de nuestros productos. 

Esta alta demanda de calidad se asegura con un exhaustivo control de calidad de productos.

 

En la turbera hacemos pruebas en la materia prima de contenido en agua, pH y conductividad. En esta fase también examinamos la presencia se semillas de malas hierbas.

 

Durante la producción se toman muestras continuamente para hacer los siguientes análisis en nuestro propio laboratorio:  

  1. Distribución de tamaños de partículas
    Hacemos cribados en laboratorio para determinar la distribución de partículas, desde la fracción más fina (0-1 mm) hasta las fibras y “bolas” más gruesas. Todos los productos tiene su propio estándar para asegurar una estructura uniforme de un pedido a otro.
  2. Absorción de agua
    Se introduce una muestra del sustrato en una maceta y se mide la capacidad de absorción de agua mediante un sistema de flujo-reflujo. Es importante que el sustrato empiece a absorber el agua inmediatamente después del primer riego en el vivero. 
  3. pH y conductividad
    Durante la producción se controla el ajuste del pH y el añadido de fertilizantes con pruebas de pH y de conductividad en cada lote de producción.  
  4. Capacidad de drenaje y de retención de agua
    Tenemos estándares para estas características de todos los tipos y cribados de turba. Una correcta proporción entre agua y aire influye mucho en el rendimiento de la planta.  

El sustrato no sale de la fábrica hasta que no estemos seguros de que cumple con todos los estándares de calidad. Imprimimos un código de producción en todos los envases. Con este código conseguimos la trazabilidad necesaria para determinar el momento exacto de producción. Para sustratos a granel imprimimos los códigos de trazabilidad en una declaración de producto. 

 

Guardamos muestras de los productos para su eventual control posterior. El laboratorio hace un informe de control con todos los parámetros mencionados arriba.


El volumen está medido de acuerdo con la norma Europea EN12580.  

Esta página web utiliza cookies

Las cookies son necesarias para el correcto funcionamiento de esta página web, pero también nos da información sobre como se está usando, permitiéndonos mejorarla. Las cookies de esta página web se utilizan principalmente para medir el tráfico y optimizar su contenido. Si continúa navegando por esta página web está aceptando el uso de cookies. Si desea más información sobre las cookies o sobre como eliminarlas clique aquí.